Si existe algún tema apasionante para hacer fotos es, sin duda, el
de los animales. Son fotogénicos, ya que no posan, se comportan
de manera natural. La cámara les produce entre curiosidad y
desconfianza, según los casos. Tan solo es necesario ganarse su
confianza, cuando es posible, para lo que hace falta mucha
paciencia. Es aconsejable disponer cebos para atraer su atención.
Fundamental mimetizarse con el entorno. Esconderse. Con animales
salvajes es útil la utilización de un hide, una especie de tienda de
campaña preparada para la fotografía, con huecos para sacar la
cámara. El Otoño es una magnifica estación para iniciarse.
En cuanto a la parte técnica utilizaremos un potente objetivo
zoom con una velocidad de obturación suficientemente rápida para
minimizar el riesgo de foto movida, ya sea por movimiento de la
cámara o del propio animal, y una abertura de diafragma amplia
para conseguir poca profundidad de campo; es decir, destacar al
animal del fondo, que quedará desenfocado.
Para más información consultar la amplia bibliografía disponible
sobre caza fotográfica o apuntarse a nuestras clases particulares.

foto Eloy Berros

Anuncios