Etiquetas

, ,

Es muy común encontrar fotos antiguas en el fondo de un cajón, en
la casa familiar del pueblo, en manos de allegados… La mayoría
están deterioradas por la humedad, el paso del tiempo, o tenerlas
guardadas de cualquier manera. Presentan manchas, arañazos,
grietas y pérdida parcial de la imagen por acción de la luz o los
hongos. En otras ocasiones está bien conservadas pero nos irrita
ver a cierta persona, indeseable, acompañando a un ser querido…
También puede darse la situación contraria, en que deseemos
añadir a alguien dentro de un grupo ya formado, o diseñar un árbol
genealógico. Pues bien, hoy en día es posible hacer copias
restauradas o trucajes de esas fotos; de hecho cualquier persona
puede hacerlo si dispone de tiempo, paciencia y dominio del
programa Photoshop. Si no es el caso, acude a profesionales. En tu
tienda de fotos de toda la vida pueden ayudarte. Cada encargo se
presupuesta de manera individual, según el grado de afectación o
dificultad del trabajo. Se hará lo posible por salvar vuestros
recuerdos. No se garantiza la satisfacción total del cliente, puesto
que, en ocasiones, faltan partes de la imagen vitales, como los ojos
o la boca, por lo que hay que clonarlos de otra parte y el resultado
puede parecer artificioso. Lo mismo puede decirse del coloreado de
fotos en blanco y negro, al igual que el de las viejas películas coloreadas.
El original de la imagen del ejemplo de hoy fue encontrado,
debajo de una teja, durante unas obras en una casa de aldea. ¿Qué
pudo suceder para que una foto acabase en un lugar tan peculiar?
Está claro que quien la puso ahí la quiso ocultar de miradas ajenas.
Sólo la imaginación puede sugerirnos que oscuro secreto encierra…

restauracion-fotos-antiguas-

Anuncios