Etiquetas

, , , ,

 pistolero del Oeste Foto Figaredo Gijón  rodaje western Foto Figaredo Gijón

grupo de pistoleros del Oeste Foto Figaredo Gijón    En cuanto llegas al poblado del Oeste lo primero que hacen, aparte de cobrarte la entrada, es sacarte una foto con un revólver en la mano y un sombrero tejano en la cabeza. Luego llegas a la calle principal y ves el panorama: unos pistoleros esperando que abra el banco, un duelo con el sheriff, el rescate de un prisionero, una pelea entre dos borrachos en la que uno acaba en el pilón… La gente se lo pasa bien viendo los decorados de los famosos western de Sergio Leone. Aquí rodó Clint Eastwood películas inolvidables como “Por un puñado de dólares” o “El bueno, el feo y el malo”, por citar un par de ejemplos. A continuación pasamos al saloon para ver la actuación de las coristas con el baile del can-can. Ocupas una mesa y te tomas una cerveza como en los de verdad… bueno, si queréis ser puristas debería ser un whisky.bailarinas can-can Foto Figaredo Gijón

   Termina la visita con un paseo por todo el poblado. Ves la iglesia metodista, la “consulta” del dentista, el depósito elevado de agua, la entrada a una mina, la horca preparada, el cementerio y poco más. La entrada también te da derecho a visitar un zoo que está al lado. Al salir esperamos el Alsa en un descampado, imaginando lo mal que lo pasaríamos si tuviéramos que esperar varias horas en ese erial; puesto que no hay nada salvo el poblado.

tumba con lápìda Foto Figaredo Gijóniglesia del western Foto Figaredo Gijón

   Al día siguiente nos desplazamos al Cabo de Gata. Concretamente al pueblo de Las Salinas. Impresiona, y agrada, ver lo poco que hay construido. Lo más alto es la torre de la iglesia. Como su nombre indica había una explotación de sal.

playa junto Cabo de Gata Foto Figaredo GijónIglesia de Las Salinas Foto Figaredo Gijón

 interior observatorio aves Foto Figaredo Gijón  La estrecha carretera está desierta. La playa al lado. El cabo al fondo. En el único bar que vimos abierto tomamos un café y charlamos con la camarera. Se quejaba de que los buenos tiempos del pueblo pasaron a mejor vida. Dimos un paseo por la playa admirando las dunas con su peculiar vegetación, endémica de la zona. Luego pasamos por unos bancales, donde se extraía la sal, a ver la fauna local: unos    flamencos descansando en laguna Foto Figaredo Gijónflamencos que descansaban de pie, en el agua, acompañados de otras aves. Para facilitar la observación habían hecho unos observatorios de madera, con bancos, repisas y un telescopio en su interior. De esta forma era más fácil ver sin ser vistos; además de la protección frente al sol o la lluvia. Terminamos la visita comiendo en el único restaurante que había en la playa. Casi éramos también los únicos comensales. Tranquilidad absoluta. Nos dicen que en verano la cosa cambia y se anima mucho más.

   Acabamos el viaje madrugando para coger el tren con destino Madrid. Son unas cuantas horas en las que el paisaje cambia durante el recorrido. De la llanura soleada a la sierra nevada de Granada. Del calorcito de la costa al frío de la meseta. Así es España. Llena de contrastes.

¡Hasta pronto!

playa de Las Salinas flora de dunas en Cabo de Gata Foto Figaredo Gijón

chumberas en Tabernas Foto Figaredo Gijón decorado western Foto Figaredo Gijón poblado del Oeste en Almería Foto Figaredo Gijón

Anuncios