Etiquetas

,

   Llega el carnaval, cuyos orígenes se remontan a más de 5.000 años en Sumeria; lo celebraban los egipcios en honor a Apis y los romanos por Baco, dios del vino. La iglesia católica la adoptó, como muchas otras fiestas paganas, para darle un significado diferente: diversión antes de la época austera de la cuaresma y el ayuno de la pascua. Sea como fuere es una ocasión para divertirse y disfrazarse. En España, cuando dejó de estar prohibido, se formaban colas en los estudios de fotografía para retratarse como era debido. En la actualidad, con los móviles, se hacen muchas fotos pero de cualquier manera. Si queréis una buena foto es imprescindible hacerla con una cámara un poco decente; a plena luz del día. Huid, como de la peste, de esas horribles fotos nocturnas con los ojos rojos… Un disfraz original y trabajado bien merece una foto en condiciones. En un estudio fotográfico se consigue una buena luz, poses agraciadas y un buen número de tomas con la calidad que solo un profesional puede dar. El Photobooth es un buen ejemplo de fotos para carnaval donde, además, os lo podéis pasar muy bien…

foto de estudio con marco. Foto Figaredo, Gijón

Anuncios