Etiquetas

, , , , , ,

Ribadesella es un sitio ideal para una escapada otoñal. Nos subimos
al tren de FEVE en Gijón, rápido transbordo en El Berrón, un
delicioso recorrido a la vera del Sella y nos apeamos en su estación.
El tren proseguía viaje a Santander. Viajar sin prisa siempre tiene
recompensa.

Hotel Marina en Ribadesella, Asturias. Foto Figaredo, GijónHotel Marina con fuente. Foto Figaredo, Gijón
Llegamos a media mañana y, tras un opíparo desayuno, nos
alojamos en el Hotel Marina; en pleno centro. Este hotel,
inaugurado en 1.912, se encuentra en uno de esos maravillosos
edificios antiguos, de techos altos y grandes balcones. Una
excelente relación calidad-precio, con desayuno incluido, moqueta
en sus amplias habitaciones, enorme bañera y magnífica vista,
hacen que lo recomendemos a cualquiera que sepa apreciar lo
bueno de la vida.

habitación con vistas al puente de Ribadesella. Foto Figaredo, Gijón
Ribadesella es un pueblo de unos 6.000 habitantes, con un activo
puerto pesquero y dos partes bien definidas, separadas por un gran
puente. Tenemos, por un lado, el casco urbano original; con sus
calles y plazas rebosantes de ambiente. Limita con un buen paseo
que empieza junto a la vía del tren y acaba en el espigón del
puerto. Todo el recorrido está jalonado de bancos donde la gente se
sienta a charlar y contemplar el paisaje. Al final hay unas escaleras
para subir a la ermita de la Virgen de Guía, desde donde se puede
contemplar una espectacular panorámica del mar y la playa de
Ribadesella. En lo alto hay unos antiguos cañones que defendían la
bahía de las incursiones piratas. Al otro lado del puente está otra
zona urbana de tipo más residencial, con abundancia de viviendas
unifamiliares, en bonitas casas de indianos, y pequeños hoteles. En
esta parte está la playa con su largo paseo marítimo. Nada más
cruzar el puente, a mano derecha, está la entrada a la gran cueva
de Tito Bustillo y un hermoso parque junto al río. En ambos lados
hay abundante oferta hostelera.

Paseo marítimo de Ribadesella. Foto Figaredo, Gijónantiguo cañón en Ribadesella. Foto Figaredo, Gijón

subida a la ermita Virgen de Guía en Ribadesella. Foto Figaredo, Gijónantiguo cañon contra piratas. Foto Figaredo, Gijón
Ribadesella es apacible, con un fabuloso paisaje y una luz
especial. Un lugar estupendo si os gusta caminar y tomar algo
tranquilamente en alguno de sus muchos bares; en uno de ellos, un
pub llamado “El tren”, recrean un vagón restaurante de época, con
el techo curvo, lamparitas, y una ventanilla virtual junto a cada
mesa. No le falta detalle: letreros como “es peligroso asomarse”,
objetos típicos ferroviarios y una cuidada selección musical de los
años 70 completan un magnífico ambiente para tomar una copa
después de la cena. Como en toda Asturias la buena gastronomía
está garantizada. Uno de esos lugares con encanto. ¡Para repetir!

vista desde la ermita Virgen de Guía. Foto Figaredo, Gijónpiragüistas entrenando en Ribadesella, Asturias. Foto Figaredo, GijónRibadesella, Asturias. Foto Figaredo, Gijón

Anuncios